La base para aprobar cualquier asignatura es tomar apuntes durante las clases a fin de tener, a final del cuatrimestre, los datos necesarios para estudiar y aplicarlos a las preguntas del examen. Pero a veces, por el ritmo de las clases o por el ansia por escribir deprisa, acabamos escribiendo lo que no queremos o de una forma que nos es de todo menos útil.

Si quieres saber cómo se deben tomar los apuntes en la universidad, sigue leyendo porque vamos a contarte 10 trucos para que tomar apuntes sea algo menos tedioso.

Tips infalibles para tener unos apuntes ordenados y bien estructurados

Todos los consejos que aquí vas a encontrar se basan en el orden, la organización y la eficiencia, pilares fundamentales de toda estrategia y técnica de estudio. Pero vamos a centrarnos en cómo aprender a tomar apuntes rápido y de manera eficiente.

1.- Mejor la letra pequeña

Cuando escribimos con prisa, tendemos a agrandar la letra pensando que así escribiremos mucho más deprisa, cuando es todo lo contrario. Al hacer la letra más grande, tendremos que hacer un recorrido más largo con la mano, lo que nos retrasará.

Es mucho mejor hacer una letra de tamaño común, como la que utilizamos siempre, y evitar que sea el estrés el que nos haga escribir más lento o de manera más torpe. Escribir tranquilo es sinónimo de eficiencia, y es importante que sepas controlar tu ritmo de escritura manual durante las clases.

2.- Abreviaturas sí, pero las justas

Uno de los mejores consejos que te podemos dar para tomar apuntes con mayor eficacia es que no abuses de las abreviaturas. De lo que va esto es de hacer inteligibles tus apuntes, no de crear esquemas de letras aleatorias que después no te sean de ayuda para estudiar.

Intenta ser organizado, utilizar abreviaturas muy claras y comunes y no crees asociaciones extrañas de conceptos con signos para ahorrar tiempo, porque es probable que lo olvides y que después debas perder tiempo tratando de averiguar qué ponía ahí.

3.- El PC o la tablet se configuran en casa

Utilizar dispositivos electrónicos puede ser de gran ayuda a la hora de tomar apuntes rápido, pero son un fastidio si no están bien configurados o si dan problemas de arranque. Asegúrate de comprobar que funciona correctamente en casa y de que todo está preparado para trabajar con él en clase cuando llegues.

Así evitarás, además, que se borren datos si tuviera lugar un cierre abrupto del procesador de textos, algo fundamental para que el archivo no se corrompa y puedas acceder a él siempre que lo necesites.

4.- Una funda o archivo para cada asignatura

Si vas a utilizar el papel, olvídate de tener una libreta para todo. Usa folios sueltos y organízalos de manera que tengas una funda para cada cosa. Es importante que las hojas siempre estén guardadas en orden (usa un clip o grapas para evitar que se desordenen), y que no se mezclen los apuntes de varias asignaturas para que las consultas sean ágiles y lo tengas siempre todo a mano.

Si te organizas mejor, utiliza separadores, fundas o cualquier otro objeto que agrupe las hojas por grupos para evitar que se traspapelen. Cuando llegue el periodo de exámenes, tenerlo todo organizado te será de mucha ayuda.

5.- Transcripciones diarias

Si tus apuntes no están lo suficientemente ordenados, o si prefieres reescribirlos para tenerlo todo dispuesto como tú quieres tomándote el tiempo que necesites, necesitarás transcribir los contenidos. Eso requiere dedicación y disciplina, ya que será algo que tengas que hacer a diario.

No olvides que esto puede serte de gran ayuda no solo a la hora de aprender a tomar apuntes de manera más ordenada, sino también para estudiar y repasar cuando se aproximen las fechas de los exámenes.

6.- Complementa con libros y otras fuentes

En ningún caso tendrás que ceñirte de manera exclusiva a los apuntes cuando tengas que estudiar para un examen. En las clases aprenderás algunas pinceladas de los contenidos, pero te vas a tener que formar.

Consulta la guía docente, recurre a libros y artículos complementarios de referencia y utiliza las bibliotecas de la universidad para añadir nueva información a tus apuntes. Hacerlo día a día te ahorrará muchos disgustos y podrás ir más relajado cuando estés enfrascado en el estudio.

7.- No compares apuntes

No te compares con nadie porque puede ser fatal para tu paz interior. Pensar que no tienes todo bajo control o que te faltan cosas por saber es horrible, pero nada se compara a pensar que has olvidado datos importantes en un examen. Tus apuntes son tuyos y te deben servir a ti, y compararlos no hará más que ponerte de los nervios.

Esto es extensivo al estudio y a todo lo relacionado con la preparación de los exámenes, ya que cada estudiante es un mundo y se ha preparado de una manera distinta para el examen.

8.- Utiliza acrónimos para frases largas

Es inviable que manejes datos largos o frases compuestas y pretender con ello agilizar tus sesiones de estudio cuando lleguen los exámenes. Por eso, es importante que crees asociaciones de palabras o que utilices acrónimos con datos que debas retener.

Incluso puedes utilizar herramientas como rotuladores o post-its para añadir indicaciones de color y hacer resaltar el dato. Esto es enormemente útil para los repasos.

9.- No tengas miedo en hacer correcciones

A veces nos obsesionamos con el orden, pero no hay que olvidar que los apuntes de universidad no son más que un mero instrumento para alcanzar un fin: el aprobado. No debes tener miedo de hacer tachones, correcciones, poner indicaciones en los márgenes o cualquier otro añadido o corrección.

La universidad no es el colegio y no has de presentar la libreta a final de curso. El orden es algo que debe interesarte a ti, pero no hay problema en trabajar los apuntes como tú creas conveniente. Al fin y al cabo, al ser tuyos debes tratarlos como necesites.

10.- Esquematiza conceptos densos

Tomar apuntes rápido está bien… si no se te olvidan datos fundamentales. Una buena forma de no dejarte nada en el tintero es utilizar esquemas con palabras clave, reduciendo los conceptos y permitiendo apuntar más información en menos espacio. Una táctica ganadora que te será muy útil cuando tengas que estudiar para los exámenes.