En la elaboración de tu Trabajo de Fin de Grado debes tener en cuenta todos los apartados esenciales que debes de incluir para que se considere un trabajo de calidad, debiendo de incluir citas a diferentes autores, artículos o incluso libros con el fin de darle veracidad a la información que has investigado y plasmado en el TFG. Aunque una de las partes es la bibliografía y es aquí donde estarán todas las referencias que has usado para la creación de tu proyecto, es imprescindible que sepas citar correctamente dentro del texto, puesto que muchas ideas o contenidos pueden ser declarados plagio si no se incluyen de esta manera.

¿Por qué citar en un TFG?

Antes de comentarte cómo citar en el TFG, deberás de tener a tu disposición toda la información que hayas tenido para la creación del texto que has elaborado. Al documentar nuestro trabajo lo que estaremos haciendo es respetar la labor que han hecho otros antes que nosotros, dándole cuerpo a nuestras ideas, pero reconociendo de dónde proviene nuestra fuente de inspiración. Por otro lado, al incluir las citas en el TFG conseguiremos respetar en todo momento los derechos de autor de la persona que ha tenido esa idea y nuestro trabajo quedará libre de plagio, un error o fallo que, de ser descubierto en nuestro documento, podría ser considerado como una falta muy grave y quedar automáticamente suspendido.

Al darle valor a las ideas que han funcionado como base, también se estará argumentando en un marco contextual, ayudando a que las personas que tengan entre manos el TFG puedan incluso seguir informándose si sienten curiosidad de lo que les has explicado. Por otro lado, no solo servirá para argumentar o apoyar con afirmaciones, sino que también puede ser muy interesante que en las citas se encuentren otros puntos de vista del principal, para que de esta manera el proyecto sea más interesante.

Formas de citar en un TFG

Aunque por lo general, existen muchas formas de citar, las más básicas son tres, entre las que nos vamos a encontrar las citas directas, que son aquellas que van a reproducir de manera exacta el texto original. Aunque por lo general suelen ser citas directas las relacionadas con textos, también se podría incluir los gráficos o incluso las tablas con datos u otros materiales para complementar el documento que se está elaborando.

Otra de las formas de citar es por medio de la paráfrasis. Este concepto lo que viene a indicarnos es que vamos a tomar una idea de un autor en concreto y la vamos a desarrollar o simplemente lo mencionaremos con nuestras propias palabras. Para que tengas un ejemplo, sería como hablar de la Teoría de la evolución de Darwin, pero sin utilizar sus propias palabras.

Finalmente la tercera forma de citas en un TFG es por medio de los resúmenes. Se podría pensar que entra dentro de la paráfrasis, sin embargo, este resumen es algo más extenso.

Cómo citar en APA un TFG

Como hemos indicado, existen diferentes formas de citar un texto o una idea dentro del texto y también en el apartado de la bibliografía. Una de las más reconocidas y aceptadas a nivel universitario y también internacional es la que tiene el nombre de APA.

Una de las premisas que te encontrarás cuando vayas a citar en un TFG en APA es que tendrás que mencionar el autor o autores que han comentado la idea, ya bien sea con cita directa o con las anteriores que hemos mencionado, indicando tanto el autor como el año de la publicación, separándolo por una coma y estando estos dos datos entre paréntesis. En el caso de que existan más autores, se deberá de escribir los nombres unidos por una “y”.

Los nombres de los autores o de los artículos que se han utilizado en el texto, deberán de estar en orden alfabético, siendo este un proceso por el que muchos alumnos van perdiendo puntos en su TFG puesto que no lo elaboran como es debido.

La manera de incluir citas directas en el texto puede ser por medio de la mención de la frase o texto que ese autor ha comentado, escribiéndolo siempre entre comillas o incluso utilizando el estilo cursiva, seguido de un paréntesis que incluirá el apellido y nombre del autor, la fecha de publicación e incluso en algunas ocasiones, si se quiere ser mucho más preciso, se puede incluso agregar la página exacta en la que se encuentra el texto original.

Por otro lado, también se puede mencionar el autor y la fecha entre paréntesis y escribir luego el texto original entre comillas para aclarar qué está escrito por el autor y qué por el estudiante.

En casos en los que la cita pueda superar ampliamente las 40 palabras, lo ideal sería que se pudiera utilizar un margen izquierdo a modo de sangría, con el fin de que sea más visible el texto citado, sin necesidad en este caso de la utilización de las comillas.

Todas las referencias bibliográficas que se hayan agregado en el texto, deberán de ir en un apartado final del TFG y que recibirá o bien el nombre de referencias bibliográficas o el de bibliografía. En este apartado podremos encontrarnos desde libros con los que nos hemos documentado, como también artículos de prensa o portales especializados en la materia de la que has realizado tu Trabajo de Fin de Grado.